ACUERDO SALARIAL 2010-2012. NUEVA TRAICION A LOS TRABAJADORES

Escrito por AUTONOMIA OBRERA-SAT CÁDIZ el 18-02-2010 a las 00:17
Vota:
Votos:
ACUERDO SALARIAL 2010-2012: OTRA NUEVA AGRESIÓN A LOS TRABAJADORES/AS CON EL RESPALDO DE LOS RESPONSABLES DE CC.OO. Y U.G.T.

Como ya vienen haciendo sistemáticamente desde hace años, otra vez las direcciones del sindicalismo oficial han vuelto a traicionar a los trabajadores/as de todo el estado acordando con los representantes de los empresarios la contención salarial más vergonzosa de cuantas han pactado en los últimos tiempos.
La firma del nuevo pacto tuvo lugar el pasado martes 9 de febrero y reunió como protagonistas a UGT, CCOO, CEOE y CEPYME.
Aunque, siguiendo la línea habitual, el acuerdo se ha presentado públicamente como una especie de cesión mutua de intereses donde la parte laboral renuncia a los incrementos salariales a cambio de que se genere empleo, lo cierto es que en esta última materia el documento no recoge cuantificación alguna y todos son meras declaraciones de intención para reducir supuestamente la temporalidad; intenciones que, además, quedan condicionadas siempre al “establecimiento de marcos que permitan a las empresas mantener y mejorar su posición en el mercado y su productividad” (es decir, preferenciando siempre el derecho prioritario de las empresas a la flexibilidad en su gestión).

Por el contrario, en materia salarial las indicaciones recogidas en el acuerdo sí aparecen perfectamente cuantificadas, señalándose con precisión que “la negociación colectiva debería tener en cuenta para la determinación de los incrementos salariales las siguientes referencias: Para el año 2010 hasta el 1%; para 2011 entre el 1% y el 2%; y para 2012 entre el 1,5% y el 2,5%”. Incrementos absolutamente ridículos que obvian por completo que ya 2009 finalizó con una tendencia alcistas de los precios y que las previsiones de incremento del IPC para este año (según todos los organismos económicos) oscilara entre el +1´5% y el +2%. Es decir, que con la aplicación del acuerdo firmado por las direcciones de los sindicatos oficiales los salarios de todos los trabajadores/as del estado (que aún tengan la suerte de tener empleo) crecerán notablemente por debajo de la inflación prevista, perdiendo así poder adquisitivo.

Pero las agresiones recogidas en el acuerdo no acaban, por desgracia ahí, ya que, aún tratándose, insistimos, de unos incrementos ridículos y negativos, el texto firmado recoge, incluso, la posibilidad de que ni siquiera esas ínfimas subidas se produzcan en “aquellas empresas cuya estabilidad económica pudiera verse dañada, como consecuencia de tal aplicación”; a tal efecto se establece una denominada “cláusula de inaplicación”, a la que con plena seguridad intentarán aferrarse multitud de empresas aduciendo todo tipo de dificultades económicas.

Y, para quienes crean que siempre les quedará, al menos, la posibilidad de recurrir a la cláusula de revisión pactada en muchos convenios para recuperar a final de año la diferencia entre el IPC real y la subida aplicada, también el acuerdo les depara una irremediable decepción, ya que en el apartado del mismo sobre este asunto se establece con claridad que las revisiones (cuando existan) se calcularán no al final de cada año natural, sino al acabar todo el periodo de vigencia del acuerdo (2010-2012), “adecuándose temporalmente en función de lo que se pacte”. Es decir, que, con un poco de suerte, quienes introduzcan cláusulas de revisión en sus convenios a lo mejor dentro de tres años (a lo largo de 2013) podrían comenzar a cobrar algo del evidente poder adquisitivo que se va a perder durante todo este periodo.

Como se ve, el acuerdo salarial pactado no puede resultar más negativo y supone, de hecho, el imponer de manera forzosa a todos los trabajadores no ya que sus salarios no crezcan durante 3 años (eso sería congelación salarial), sino, incluso, que pierdan masivamente poder adquisitivo para que así las empresas puedan recuperar sus niveles de ganancias. Se persigue el traspaso descarado a los empresarios de las rentas que los trabajadores deberían obtener por su trabajo, materializando así el ridículo espectáculo de que tengan que ser precisamente los que menos tienes quienes se sacrifiquen para seguir enriqueciendo a los que más poseen. Sobre las altísimas tasas de beneficios que los empresarios han obtenido durante los 10 últimos años (con un crecimiento superior al 50% durante el periodo 1999-2007, mientras que los salarios lo hacían tan sólo un 1%, descontada la inflación), nada se dice en el acuerdo, ni se les obliga en lo más mínimo a tener que sacar a la luz todos esos recursos para ponerlos al servicio de la sociedad en general. Al contrario que los salarios de los trabajadores, para los sindicatos firmantes del acuerdo los beneficios empresariales son intocables.

Pero además de tremendamente injusto el acuerdo firmado el lunes es también profundamente negativo para los supuestos fines de promoción del crecimiento económico que dice perseguir. Y ello es así porque la previsible mejora de los beneficios empresariales resultante de la contención salarial pactada no tiene porque implicar, en absoluto, un incremento de la inversión, y menos aún con la notable incertidumbre económica que aún persiste. Lo que sí es seguro, en cambio, es que esa contención de las rentas salariales impuestas por el nuevo acuerdo va a conllevar una reducción aún mayor de los niveles de demanda actuales, lo que a su vez redundará en un descenso de las ventas y una profundización todavía mayor de la actual situación de crisis. La mejor alternativa hoy para superar la recesión de la economía española es potenciar adecuadamente la demanda, lo que se logra manteniendo y reforzando la capacidad adquisitiva de los salarios, potenciando la inversión pública y, sobre todo, obligando a los bancos a invertir socialmente las astronómicas ganancias que aún siguen obteniendo (casi 4 millones de euros cada hora incluido lo destinado a provisiones).Todo lo que no se haga en esa línea (como sucede con el acuerdo salarial firmado por CC.OO. y UGT) no servirá más que para seguir llenando los bolsillos de quienes más tienen, mientras toda la sociedad se hunde de manera creciente en la recesión y el desempleo.


AUTONOMIA OBRERA – SINDICATO ANDALUZ DE TRABAJADORES/AS

Enviar comentario

* Puedes poner tu foto junto al comentario usando Gravatar
Farmacias de guardia
ENCUENTRA LAS FARMACIAS DE GUARDIA
Consulta tu horoscopo
CONSULTA TU HOROSCOPO
Playas
CONSULTA EL ESTADO DE LAS MAREAS Y OLAS
MI FORO
La Voz Digital

RSS

© LVCD S.L.U.
Glorieta de la Zona Franca s/n. Edificio Glorieta, 11011 Cádiz
Tlf_956240900 - Fax_956253216 C.I.F.: 72000888

Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

Contactar | Mapa Web | Aviso legal | Política de privacidad