CIUDADANOS POR CADIZ. NUESTRO DERECHO A SOÑAR.

Escrito por CIUDADANOS POR CADIZ el 06-04-2011 a las 14:36
Vota:
Votos:
He soñado con una sociedad libre, de hombres y mujeres libres.

En mi sueño no existía la directiva europea de las 65 horas semanales, jubilaciones a los 67 años, paro y tampoco bancos con grandes beneficios, los ancianos eran felices y vivían con sus hijos, las mujeres decidían por si mismas, los políticos ejercían su actividad en periodos cortos de tiempo, no había políticos de toda la vida, sino ciudadanos que tenían su trabajo y desempeñaban su actividad publica como servicio.

No existían las pateras, ni el hambre en el mundo, ni morteros, ni armas químicas.

El hombre llegaba a final de sus días con el abrazo de sus seres queridos y asistidos de una muerte digna.

Cuando desperté y escuche la radio volví a nuestro mundo, o tal vez no, quizás nuestro mundo es el del sueño y nuestra vida es una pesadilla que nos viene impuesta por unos pocos, esos pocos que gobiernan el mundo y nos han robado el derecho a soñar en un mundo mejor.
Pedro José Narváez Benítez y Juan Manuel Canle Duran en nombre de CIUDADANOS POR CADIZ.

Enviar comentario

* Puedes poner tu foto junto al comentario usando Gravatar
Farmacias de guardia
ENCUENTRA LAS FARMACIAS DE GUARDIA
Consulta tu horoscopo
CONSULTA TU HOROSCOPO
Playas
CONSULTA EL ESTADO DE LAS MAREAS Y OLAS
MI FORO
La Voz Digital

RSS

© LVCD S.L.U.
Glorieta de la Zona Franca s/n. Edificio Glorieta, 11011 Cádiz
Tlf_956240900 - Fax_956253216 C.I.F.: 72000888

Reservados todos los derechos. Queda prohibida la reproducción, distribución, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.

Contactar | Mapa Web | Aviso legal | Política de privacidad